KAYAKS de Recreo

Autovaciables 

​En ellos vas literalmente encima. En la cubierta hay formas para sentarte, apoyar los pies, llevar la carga etc. Agujeros de autovaciado desaguan el agua que pueda entrar en cubierta. En caso de vuelco, giras el kayak a su posición correcta, se “autovacía” el agua de la cubierta y vuelves a subir al kayak muy fácilmente.

Clásicos 

​Son los kayaks “de siempre”. Tienen bañera: la apertura en donde está dispuesto el asiento para el palista. Su estabilidad es altísima, son fáciles de manejar y dirigir, disponen de amplios y confortables asientos y su bañera es muy grande, para montar y desmontar con comodidad.